Presidio Efectivo Para Chofer Que Causó La Muerte De Un Joven

 Presidio Efectivo Para Chofer Que Causó La Muerte De Un Joven

Alcoholemia dio como resultado 2.18 gramos alcohol en la sangre

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco condenó a José Miguel León León a la pena de 5 años y un día de presidio efectivo, en calidad de autor de los delitos consumados de conducción de vehículo motorizado en estado de ebriedad causando muerte y lesiones graves y menos graves. Ilícitos perpetrados en octubre de 2016, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 229-2017), el tribunal –integrado por los magistrados Luis Torres Sanhueza (presidente), Jorge González Salazar (redactor) y José Ignacio Rau Atria– aplicó, además, a León León las accesorias legales de inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica, la inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena; más el pago de una multa de 8 UTM y de las costas de la causa.

En el aspecto civil, el fallo acogió las  demandas presentadas y condenó a José Miguel León al pago por concepto de daño moral: $50.000.0000 (cincuenta millones de pesos) a Ana María Badilla Urzúa, y $5.000.000 (cinco millones de pesos) a Juanita del Carmen Castro Díaz.

Fallo que dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en horas de la madrugada del 2 de octubre de 2016, José Miguel León León “condujo en manifiesto estado de ebriedad sin haber obtenido licencia de conducir, el Station Wagon marca Toyota, modelo Rav 4, placa patente única FTCB.33, por Avenida Alemania de Temuco de oriente a poniente, y en la intersección de Av. Alemania con calle Porvenir, debido a su estado de ebriedad y a no ir atento a las condiciones del tránsito del momento, no se percata de la presencia y proximidad del taxi básico marca Toyota, placa patente única BCWR.91, al que choca violentamente, éste por proyección impacta al taxi básico marca Samsung, placa patente única. CWR-95, y este último, también por proyección, impacta al taxi básico marca Nissan, placa patente única BCTG.69, estos tres últimos vehículos se encontraban detenidos ante la luz roja del semáforo existente en el lugar”.

Producto de la colisión múltiple, “el conductor del vehículo placa patente único BCRW.91, Jonathan Enrique Pérez Martínez, resultó policontuso con esguince cervical, lesiones de carácter leve, mientras que los pasajeros del mismo móvil: Patricio Esteban Jesús Castro Díaz, resultó con un politraumatismo consistente en TEC grave, sub luxación de vértebras C4-C5, fracturas de apófisis transversas de vértebras C5-C6, falleciendo como consecuencias de las lesiones sufridas, el día 4 de octubre de 2016, en el Hospital Regional de Temuco”.

En tanto: “Ana María Badilla Urzúa, resultó politraumatizada con lesiones de carácter grave, que pusieron en peligro su vida. Juanita del Carmen Castro Díaz, resultó con traumatismo encéfalo craneano cerrado y con diversas fracturas, policontusa de carácter grave que generaron incapacidad laboran por 50 días, Verónica Consuelo Díaz Castro, resultó con contusión craneana leve, con lesiones menos graves,  mientras que la pasajera del taxi básico Ana María Ríos Garcés, resultó policontusa, con lesiones leves. Los tres taxis resultaron con daños en su estructura, especialmente el taxi marca Toyota, placa patente única B WR.91 que recibió el primer impacto”.

El examen de alcotest practicado al acusado, arrojó 1.57 gramos por mil y la alcoholemia dio como resultado 2.18 gramos por mil de alcohol en la sangre.

También puedes leer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *