Por Obstrucción a La Justicia Se Encuentra Querellado Prefecto De Carabineros De Cautín

Luego que vestido de civil intervino ante subalternos para que sus  hijos recobraran la libertad, tras ser detenidos luego de participar   junto a otro sujeto  en la agresión  con golpes de pies y puños a un taxista.

Una querella por obstrucción a la justicia se interpuso en contra del Prefecto de Carabineros de Cautín, Coronel Fernando Barja Flores, luego que este en virtud de su rango intervino en el procedimiento que funcionarios de la Octava Comisaría de Temuco efectuaban en contra de sus hijos Ricardo y Fernando Barja Rodríguez, dejándolos en libertad. No obstante, que Ricardo Barja Rodríguez, junto a su amigo Fernando Vergara Peña, amparados en la autoridad del cargo de su padre dijeron que no les pasaría nada, agrediendo con golpes de pies y puños al conductor de la línea 21, Luis Quezada Velásquez; después que este les cobrara una carrera desde una discoteca, en la salida norte de Temuco, hasta la Avenida Alemania de $1.200 por persona lo que consideraron un abuso según relato el afectado. “En cuanto a la pelea en todo momento me decían no estamos ni ahí, tal por cual, me trataron de lo último. Y repitiéndome me dijo, Y que si somos hijos del Coronel Barja de la Prefectura, yo soy hijo de él. Y que tanto tenemos santos en la corte”.

Lo curioso que los dichos del hijo del Coronel Barja resultaron ser ciertos, dado que la autoridad policial dejó sin efecto el procedimiento que efectuaron sus subalternos y lo consignó como una denuncia y se los llevó hasta su domicilio. Paralelamente, el fiscal Luis Arroyo archivo la causa, explicó Luis Quezada. “Toma el procedimiento Carabineros. Y ellos están en una salita, a la entrada izquierda de la Comisaría tomando café. Cuando de repente llega un señor de casaca negra y llama a los Carabineros que me estaban tomando el procedimiento. Los llevó para el segundo piso, y ahí estos Carabineros me dijeron que ellos eran hijos del Coronel. Ni el fiscal sabía lo que pasaba, no le avisaron al fiscal, llegó el Coronel sacó los cabros de él y se los llevó”.

El abogado querellante Sergio Díaz, entre otras diligencias, solicitó al Tribunal de Garantía se cite a declarar al Tribunal a los funcionarios de Carabineros que participaron en el procedimiento, la madrugada del 9 de julio pasado y a testigos del hecho. Entre otra documentación se exhibe el certificado del servicio de urgencia del Consultorio Miraflores, queda cuenta de las lesiones sólo del conductor, dado que los jóvenes se les realizó la alcoholemia y dieron positivo y no evidenciaban heridas; además, de fotografías de la víctima donde se muestran las lesiones y hematomas en el rostro y otras partes del cuerpo.

Respecto del hecho la fiscalía descartó pronunciarse al respecto. En tanto, el Jefe de Zona de Carabineros, General Iván Bezmalinovic, anunció una investigación interna a cargo del Prefecto de Malleco, Coronel Manuel Baeza.

 

También puedes leer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.