Más De 70 Personas Con Discapacidad Y Personas Mayores Pasarán A Integrar La Industria Turística

 Más De 70 Personas Con Discapacidad Y Personas Mayores Pasarán A Integrar La Industria Turística

A través de un programa piloto de Formación Inicial en Guiado e Informador Turístico, 77 personas con discapacidad y personas mayores de nuestro país adquirieron los conocimientos necesarios para integrar, en el futuro, la industria turística de Chile.

La iniciativa, impulsada en conjunto por la Subsecretaría de Turismo, Sernatur, Senadis, Senama y el apoyo del programa “Adulto Mejor”, que lidera la primera dama, Cecilia Morel, se llevó a cabo en las regiones de Arica y Parinacota, Metropolitana y Los Lagos, donde, de manera gratuita y online, se capacitó a los beneficiarios sobre el turismo, la prestación de servicios de informador turístico, la atención al turista y la normativa laboral en torno al sector, además de conocimientos de alfabetización digital para que así adquirieran las herramientas básicas para el desarrollo de su futuro labor.

En la oportunidad, la primera dama y quien lidera el programa “Adulto Mejor”, Cecilia Morel, destacó esta iniciativa: “Esta es una prueba más de que la edad no es impedimento ni barrera alguna para aprender y seguir formándose en forma activa en lo que los motiva y apasiona. Las personas mayores tienen aún mucho que aportar y nuestra misión es entregarles las herramientas necesarias para integrarlos en nuestra sociedad. Seguiremos trabajando por tener un Adulto Mejor”.

En tanto, el subsecretario de Turismo, José Luis Uriarte, valoró la incorporación de los beneficiarios al sector, destacando que “la inclusión de las personas mayores y con discapacidad es uno de los compromisos de nuestro Gobierno, por lo que estamos muy contentos de apoyarlos en esta ruta formativa que les permitirá insertarse en el turismo con más preparación. Sabemos que serán un gran aporte al sector y que el propio turismo se verá favorecido con esta futura inclusión”.

La directora nacional del Servicio Nacional de Sernatur, Andrea Wolleter, comentó que el programa “demostró que no existen límites de edad para aprender y que las barreras digitales se pueden derribar, pudiendo así aprender nuevos conocimientos. Todos los participantes pudieron descubrir nuevas capacidades y esperamos que se incentiven a seguir avanzando para ser parte importante de la industria”.

Trigal Oliva, de 41 años, quien participó de la primera convocatoria del programa, comentó que pretende complementar lo aprendido con un curso de lengua de señas que ya realizó. Así, aspira a entregar un mejor servicio y sueña con hacer caminatas turísticas en el casco histórico de Santiago, con el fin de que las personas conozcan los lugares.

“Quiero articular un nuevo campo laboral. Mi deseo es mezclar el turismo aplicando la programación neurolingüística y la lengua de señas, para así entregar emociones a través de actividades o reconocer la naturaleza para fortalecer al individuo. Además, estoy estudiando inglés porque quiero atender a todo tipo de turistas, como extranjeros, personas sordas o personas mayores”, destacó Trival.

El director nacional del Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, Francisco Subercaseaux, destacó el trabajo intersectorial y su impacto en las personas con discapacidad que participaron. “Promover la inclusión y la igualdad de oportunidades es uno de nuestros objetivos centrales y para ello es clave el trabajo intersectorial que podamos realizar, tal como se dio en esta oportunidad. Estamos convencidos del derecho al trabajo de las personas con discapacidad, por lo que esta iniciativa ha permitido que las personas que participaron y se capacitaron hoy cuenten con una mayor preparación y mejores herramientas para emprender o formar parte de la industria turística, de esta forma podremos seguir consolidando un Chile más inclusivo”, concluyó el director nacional de SENADIS.

En tanto, el director Nacional del Servicio Nacional del Adulto Mayor, Octavio Vergara, precisó que “si bien el foco de este programa fue entregar a las personas mayores que participaron, nuevos conocimientos y habilidades iniciales en guiado e informador turístico, también fue posible acompañarlos y contribuir a promover un envejecimiento activo en medio de la pandemia. A través de esta iniciativa pudieron sobrepasar barreras digitales y demostraron que no hay impedimentos ni edad para asumir nuevos desafíos”.

El programa se basó en los contenidos de Chilevalora, Sence y en las normativas turísticas relacionadas. Todo bajo la ejecución de Cinder, una institución especializada en el desarrollo de procesos de formación y capacitación laboral.

También puedes leer