CONADI Financió 272 Proyectos De Emprendedores Urbanos

 CONADI Financió 272 Proyectos De Emprendedores Urbanos

200 de las beneficiarias fueron mujeres

Este año, 272 personas resultaron beneficiadas con el concurso público dirigido a emprendimientos de mujeres y hombres indígenas urbanos de la Región de La Araucanía 2017, cuyo objetivo es apoyar sus iniciativas económicas, mejorando el nivel de ingresos y la calidad de vida familiar.

«Estos proyectos van dirigidos a nuestros hermanos y hermanas que quieren emprender en actividades que mejoran su calidad de vida y por ende mejoran la situación de esta región, como ha sido el compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet. Más aún, hoy estamos especialmente emocionados por entregar estos recursos a 200 mujeres mapuche, porque nos encontramos conmemorando el Día Internacional de la Mujer Indígena», señaló el Subdirector Nacional Temuco de CONADI, Pedro Canihuante, agregando que «».

El beneficio consiste en un monto máximo de $1.700.000 por iniciativa, que puede ser utilizado en rubros como artesanía y textil, gastronomía, repostería, corte y confección, peluquería, orfebrería, artesanía en cuero, lavanderías, jardinerías, talleres de construcción, mecánica y adquisición de herramientas, entre otros.

Alta costura y licor de piñón

«Viví siempre en Santiago, soy técnico en vestuario, y al llegar a esta zona quise rescatar mi cultura e innovar. Ahora, con este aporte de CONADI que resulta fundamental, podré comprar una máquina bordadora para plasmar mis diseños los próximos productos», explicó Fidela Painemilla, microempresaria dedicada a la confección de alta costura con diseño mapuche.

«Mi emprendimiento principal es el licor de piñón, basado en uno de los principales frutos que utilizan los mapuche de la cordillera, también hago mermeladas y otros productos que elaboramos desde 2011. Los extranjeros aprecian mucho estos productos, y también los celíacos, porque el piñón no contiene gluten. Este aporte de CONADI nos permitirá comprar maquinaria que reemplazará procesos manuales, lo que mejorará nuestra producción», contó la emprendedora Soraya Araya Canio de Curacautín.

Cabe destacar que en este concurso existe una especial preocupación por apoyar iniciativas que valoren las prácticas, visiones e inspiraciones relativas a los pueblos originarios, pues no se trata sólo de un aporte económico, sino que de una forma de avanzar hacia el antiguo y actual paradigma del “küme mogen” (buen vivir, en mapuzugun).

También puedes leer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *