Comuneros De Ancúe Logran Compromiso Con Municipio De Gorbea Para Cierre Definitivo Del Vertedero

 Comuneros De Ancúe Logran Compromiso Con Municipio De Gorbea Para Cierre Definitivo Del Vertedero

Las instalaciones se encuentran colapsadas -señalaron los comuneros- no posee ninguna autorización sanitaria ni calificación ambiental y ha causado diversos perjuicios a comunidades mapuche.

El lunes 17 de enero, miembros de la comunidad cerraron el acceso al recinto, en esta parte de la Región de la Araucanía, imposibilitando el acceso de camiones con cargas de basura, realizando una protesta por los diversos perjuicios que han debido enfrentar.

El basural municipal de Gorbea, se ubica al interior de la comunidad Antonio Millamán del sector Ancúe. Se estima que el depósito de descarga al mes de basura superaría largamente las 150 toneladas. Dicho recinto no ha tenido autorización sanitaria ni resolución de calificación ambiental y desde el año 2003 es considerado “colapsado”.

En febrero del 2021, la Superintendencia del Medio Ambiente, formuló 6 cargos – tres graves y tres leves -, contra la Municipalidad de Gorbea, respecto del vertedero, por deficiente operación de la instalación por sobre su vida útil, no ejecutar obras para el manejo de escorrentías (canales para aguas lluvias), cerco perimetral en mal estado, por no implementar medidas de control de lixiviados, implementación de chimeneas de biogás en menor número exigido y no reportar informes de monitoreo de aguas superficiales y subterráneas y de caracterización del biogás en el Sistema de Seguimiento Ambiental de esta Superintendencia, conforme al Plan de Monitoreo y Control, conforme a la RCA 46/2010.

Ayer se informó que las comunidades lograron un acuerdo con el alcalde de la Municipalidad de Gorbea, Andrés Romero, para el cierre definitivo del recinto. A través de la firma de una carta compromiso ambiental, suscrita por el edil y representantes de las comunidades, se señala: “Que a contar del día 17 de febrero del 2022, se dejarán de trasladar la basura a las instalaciones de vertedero, ubicado en la comuna de Pitrufquén, colindante con el límite norte de nuestra comuna (Gorbea)  y con la comunidad de Ancúe”.

En otro punto se indica: “La ilustre Municipalidad de Gorbea, se encuentra actualmente en el proceso de búsqueda de una nueva opción para la disposición de los desechos domiciliarios de los habitantes de nuestra comuna, que cuenta con todos los permisos y medidas de seguridad medioambientales, que la normativa exige”.

También se estipula: “A fin de dar cumplimiento a los compromisos adquiridos, la Ilustre Municipalidad de Gorbea, señala que durante el proceso de formulación presupuestaria para el año 2022, se incluyó los recursos necesarios a fin de dar cumplimiento con el Plan de Manejo de Cierre del vertedero, lo anterior en cumplimiento de la normativa medio ambiental vigente en nuestro País”.

Para las comunidades es un significativo paso luego de años de afectaciones y ahora solo queda el cumplimiento del compromiso y la definición de cómo se efectuará el plan de cierre, bajo la supervigilancia de los organismos competentes, así como de los propios habitantes. Asimismo, el cómo se establecerán acciones de reparación en el ámbito ambiental, de salud pública y cultural.

Algunos de los impactos denunciados

–          Alteración de sistemas de vida, cultura y costumbres: El funcionamiento del basural ha provocado a numerosas familias y de manera progresiva, la alteración de sus sistemas de vida, ya que son muchos los que han debido cambiar radicalmente sus actividades de subsistencia. Las posibilidades de desarrollo agrícola, ganadero y turísticos son absolutamente limitados, generando empobrecimiento.

–          Riesgo latente a la salud de la población: Los riesgos de infecciones y enfermedades no sólo es un peligro para quienes colindan con el recinto basural, cuya localización se ubica en las proximidades de numerosas familias mapuche, las que presentan un alto riesgo para su salud. La existencia de perros vagos en estos recintos ha provocado la muerte de decenas de ganado menor, causando un enorme daño a los activos familiares y el peligro de transmisiones de enfermedades. De igual forma, las aves de rapiña y la incalculable existencia de plagas de moscas, insectos y ratones, como una situación frecuente, son potenciales peligros de transmisión de enfermedades, causando además molestias y peligros constantes para muchos hogares.

–          Contaminación medio ambiente: La basura genera contaminación en causes que comúnmente suministran a los animales y se aplican en regadío o microregadío para sembrados. En Ancúe, el vertedero Gorbea se ubica a 50 metros del río.

–          Impactos a los valores paisajísticos y patrimoniales: La existencia del basural, ocasiona graves impactos a los valores paisajísticos que contaba este sector. La importancia histórica, cultural y paisajística se ve absolutamente disminuida con su funcionamiento, empañando las características propias de la zona.

Años lleva el conflicto sobre racismo socio ambiental en la Región de la Araucanía a causa de recintos de vertederos instaladas mayoritariamente en comunidades Mapuche las que enfrentan severas situaciones sociales e impactos culturales, ambientales y económicos, hechos que hasta el momento no se han resuelto eficazmente.

Desde el año 2007 se generó una denuncia por racismo ambiental ante el Comité de eliminación de la discriminación racial de Naciones Unidas, ingresada por una Coordinación de Comunidades afectadas por basurales en la Araucanía junto a diversas organizaciones mapuche y ambientalistas,  la que si bien contribuyó  a planes de cierres de algunos recintos, varios conflictos prevalecen, entre ellos, el que afecta a comunidades mapuche de Ancúe por el recinto de basura de la Municipalidad de Gorbea, como también ocurre en Putúe en la comuna de Villarrica, donde existen dos recintos de basura y una planta de tratamiento de aguas servidas.

También puedes leer